Aquí empecé a desnudar mis sueños, y descubrí que con ellos, la realidad es mucho más soportable.
http://evadelasnubes.spaces.live.com

viernes, 12 de febrero de 2010

Disfraz para una mascarade





MASCARADE

Lazos de frivolidad enjaretada,
el cabello recogido en una nube,
labios de uva granate a punto de reventar,
y un falso lunar pegado en su mejilla.

Con esa apariencia libertina,
no se siente disfrazada.

Había salido de su cajita de música,
pero seguía girando entre los espejos del salón.

Se oye el descorchar de una botella.
¡La chistera de Don Perignon salta por los aires!

Las burbujas etílicas La envuelven.
Brilla.
Más, que las lentejuelas de su antifaz.


Al otro lado,
 Con una capa sobre los hombros,
bajo el sombrero negro,

él, observa.

Se dirige hacia los jardines,
 y la deja atrás.
Al cruzarse se descifran mensajes,
en miradas enmascaradas.

Sin girar la cabeza, le sigue con los ojos .
Saborea el último sorbo de champán,
pero le grita el olor de la rosaleda,
y sale a su encuentro.

Está sola.

.

Cruza el jardín hasta el silencio...



Por la espalda,
Unos brazos rodean su cintura,
con fuerza.

Rápido,
suspiros empañan su nuca desnuda.
Acariciada,
 mordisqueada,
 no tiene escapatoria.

Ella quiere decir algo,
pero los besos le tapan la boca.

Diálogos de la piel con la piel,
se pierden con la vertiginosa destreza de un trabalenguas,
recorriendo laberintos que llevan a un pasadizo secreto.


Tumbado entre rosas,
Una gota de sudor  cae de su frente.
Mira hacia arriba...

Un filo brillante resplandece,
 fino como un cabello.
Observa como el metal le hace un guiño.
En un segundo,
Como una tromba de aire,
se funde el negro absoluto...

Y pierde la cabeza,
Como María Antonieta.


Antes de irse, le cubre con la capa, hasta el cuello,
y le quita el sombrero.
Se queda mirándole,
arquea las cejas,
se muerde el labio de uva granate
a punto de reventar,
Entonces,
 le deja su falso lunar, pegado en la frente.


El baile continúa,
 y ella no se lo quiere perder.
Suena ¨Black Dog¨ de Led Zeppelin.

E.

Escrito en Noviembre de 2009
(Reédición modificada)



3 comentarios:

Lázaro dijo...

Buenas noches Eva..
una buena reédición del poema...
con una fotico de aroma Coppola..
las noches de carnaval que locas son.ja,ja,ja
siempre se puede encontrar uno su Maria Antoñeta o María Antoñeto..ja,ja,ja ..hay que tener cuidadín.
un besote

Aire dijo...

Hola, ola de mar...
Empezaré huyendo de quienes se disfrazan de Robespierre primero..Como una bella y excitante historia de pasión, se convierte ...en una historia apasionante, pero excitante a una sóla parte...
Un beso, del Aire

E.Of The Cloud dijo...

Gracias Lázaro,

Lo mejor es no tener que disfrazarse y compartirse tal cúal,
sin arificios y de mutuo acuerdo,
Pero no siempre es así, así que sí, cuidadín, jajaja.

besote


AIRE

Los peores disfraces son aquellos que no se ven, y esconden un Robespierre, de ésos huir es lo mejor, aúnque hoy por hoy las Maria Antonietas no se amedrantan,ni con los ¨Robespierr e¨ ni con los ¨Zorro¨, Y esgriman muy bien, diría yo.

Gracias por pasear por mis letras.


Un beso de eva